29 de enero de 2011

Nunca estamos conformes con lo que tenemos. Deseamos lo que nos parece inalcanzable y cuando finalmente lo conseguimos, pierde repentinamente todo interés.